El origen de El rey León

Se acabó Agosto y se acabaron las vacaciones para muchos. En el blog de Mundo Funko queremos empezar este nuevo curso con fuerza, así que inauguramos este mes de Septiembre, con uno de esos post que tanto os gustan sobre los orígenes de alguna de las historias de Disney.

En esta ocasión nos adentraremos en el origen de una de las películas más queridas y recordadas de toda la factoría, que aun a día de hoy, recoge éxitos en forma de musical alrededor del mundo. Seguro que muchos ya sabéis de que película os hablo, me refiero a la archiconocida “El rey león”.

Veamos dónde y cómo empezó todo…

El rey león: La película

Como siempre, empecemos haciendo un poco de memoria. El rey león es una película de animación producida por Disney, estrenada en 1994. Fue dirigida por Rob Minkoff y Roger Allers y contó con uno de los repartos corales más amplios que habían existido hasta fecha, dentro de la factoría.

A sido una de las películas más premiadas en la historia de la animación de Disney. Recibió 4 nominaciones a los Oscar y 4 a los globos de oro, de los cuales se llevo más de uno.

Ese reconocimiento le valió para continuar su historia con dos películas más, de las que hablaré mas adelante y una serie de animación.

La historia

Nos cuenta la historia de Simba, un joven león, hijo del rey de la sabana. Simba, es un cachorro travieso y aventurero al que le encanta descubrir cosas nuevas y jugar.

Por otra parte conocemos a Scar, el hermano del rey y tío de Simba, quién siempre estuvo celoso de Mufasa, el rey, por su condición y ahora que este a tenido un hijo ve cada vez mas lejos que su ambición se haga realidad. Pero Scar no es un conformista y decide conspirar con las hienas, a quienes arrastra a sus planes, para matar a Mufasa y a Simba y así tomar el trono que tanto ansía.

Tras un intento fallido de matar a Simba, Scar logra idear un plan para matar a los de golpe, pero la suerte querrá que Simba logre escapar y acabe exiliándose el mismo a causa de las mentiras de Scar.

Una vez fuera del reino, Simba conocerá a Timón y a Pumba, quienes le ayudaran a sobrevivir y se convertirán en su nueva familia. Los años pasan y el trio de amigos vive sin preocupaciones siguiendo su conocidísimo lema “hakuna matata”, hasta que un día una desconocida leona aparece en sus vidas.

La desconocida, resulta ser Nala, una antigua amiga de la infancia de Simba, que ha salido del reino en busca de agua y comida, pues bajo el mandato de Scar, todas las manadas han huido. Nala revela a Timón y Pumba la verdadera identidad de Simba y ambos lo animan a volver.

Simba atravesará una pequeña etapa de dudas que resolverá gracias a un viejo conocido de su padre y volverá al reino a enfrentarse a Scar y recuperar su trono.

Las secuelas: El rey león 2: El tesoro de Simba y El rey león 3: Hakuna matata

El gran éxito de la primera película dio lugar a dos secuelas, una de ellas continua con la historia de Simba, la otra es otro punto de vista de la primera película.

En “El rey león 2: El tesoro de Simba” se nos muestra la vida de Simba como rey, asumiendo el rol que Mufasa tenía en la primera y centra la historia en Kiara, la hija de Simba. Kiara conoce a un león renegado, Kovu, que resulta ser el hijo bastardo de Scar. Kiara y Kovu se enamoran y empieza una aventura para conseguir que Simba acepte a Kovu y el amor que siente por su hija.

“El rey león 3: Hakuna Matata”, centra su historia en Timón y Pumba, quienes dan un repaso a la primera película desde un cine y nos dan su punto de vista. Nos cuentan que hacían ellos al principio de la misma y van parando la narración para interactuar con el público y entre ellos mismos.

Hasta la fecha, “El rey león 2” es la secuela de un clásico Disney mejor considerada y que más éxito a tenido, a pesar de tener sus detractores que le sacan pegas a casi todo el argumento.

El origen de la historia

Según Disney, la historia de “El rey león” esta inspirado en las historias bíblicas de José y Moises y en Hamlet de William Shakespeare.

En el caso de José, el relato bíblico nos cuenta como era el undécimo hijo de una gran familia, aun así su padre lo designo como su sucesor, cosa que despertó los celos y la envidia de sus hermanos, quienes intentaron asesinarlo.

Esa parte del relato nos muestra una clara similitud con Scar, quién envidia profundamente a Mufasa tanto por su constitución como por su condición de rey. En el caso del relato el asesinato no llega a cometerse, aunque si lo intentan, pero Scar lo consigue.

El relato de Moises mostraría un pequeño paralelismo con Simba. Moises, fue abandonado y criado por faraones. Años mas tarde, tras una serie de acontecimientos volvería con su verdadero pueblo para guiarlo por el desierto.

Simba es el rey legítimo, pero a causa de las conspiraciones de Scar este huye. Al volver años más tarde lo hace para recuperar el trono de un reino que esta muriendo. Simba será el encargado de guiar a su pueblo y evitar que este muera de hambre.

El caso de Hamlet sea tal vez el más abstracto, cuesta más crear un paralelismo entre la historia o algún personaje en concreto, pero sí que trata con sentimiento y acciones que podemos ver en la película. Venganza, odio, una transformación de la persona a causa de los acontecimientos, dolor… todos esos matices podemos encontrarlos en la historia del rey león, aunque el paralelismo sea mucho mas sutil que en los casos anteriores.

Como hemos visto, el origen de la historia de “El rey león” no es algo tan sencillo de ver como en otras ocasiones. Al igual que pasa con la película “Moana” (Vaiana) su origen no es tan claro como un libro o un antiguo cuento. Esta claro que las grandes historias son mucho más que una adaptación.

Si no conocéis el origen de Moana (Vaiana) os invito a leer nuestro post sobre ello haciendo clic aquí, seguro que no os decepcionará.

Desde Mundo Funko nos gustaría saber ¿cuál es vuestra película favorita Disney? Dejádnoslo en comentarios, estamos deseando leer vuestras respuestas. ^^

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *