aragorn_arwen_love_story

Aragorn y Arwen: Su historia de amor

Se acerca San Valentin y como muchos sabéis, en el blog de Mundo Funko, nos gusta homenajear fiestas y celebraciones siempre que podemos.

Para esta ocasión en particular e pensado en hablaros sobre la historia de una pareja muy conocida, cuya historia no se suele conocer en profundidad. Si os gusta Tolkien y El Señor de los Anillos, estoy segura de que este post os encantará. Aragorn y Arwen, son una de las parejas por excelencia de toda la Tierra Media, tal vez la más conocida, dado que es la que aparece en la famosa trilogía, pero su historia no es solo lo que nos cuentan las películas. ¿Os gustaría saber más?

Aragorn y Arwen: Su historia de amor

Aragorn, hijo de Arathorn, heredero del trono de Gondor por derecho de nacimiento. Es el último de los herederos de Isildur y el capitán de los dúnedain.

Los dúnedain, eran humanos conocidos por su noble espíritu y el don de la larga vida, pudiendo llegar a vivir más de 200 años.

La historia de Aragorn empieza desde temprana edad, su abuelo materno, que era vidente, se negaba a que sus padres se casaran porque había visto como su padre, Arathorn, moriría siendo muy joven. Sin embargo, su abuela materna, quien también era vidente, convenció a su marido de que permitiera el matrimonio, ya que había visto que su futuro nieto sería la última esperanza de su pueblo.

Tal como predijo su abuelo, Aragorn perdió a su padre a la edad de 2 años, su madre, Gilraen, lo llevo a Imladris, la conocida Rivendel, donde se criaría bajo la protección de Elrond.

Aragorn paso toda su infancia sin saber nada de su linaje, no fue hasta que cumplió 20 años que Elrond le revelo toda la verdad. Le entregó el anillo de Barahir, un símbolo de realeza y los fragmentos de Narsil, la famosa espada con la que años atrás, Isildur despojo a Sauron del anillo único cortándole el dedo.

En Rivendel, Aragorn conoció a Arwen, una de las hijas de Elrond. Arwen era una semielfa de alto linaje, nieta de Galadriel, la última de los Noldor en la Tierra Media y tataranieta de Luthien.

Luthien, es un personaje muy conocido dentro del universo de Tolkien. Se hace referencia a él en múltiples ocasiones, ya que su historia y la de Beren, representa la primera unión entre elfos y humanos.

Se dice que Arwen era muy parecida a Luthien y que se podían ver rasgos comunes en su gran belleza.

El día que Aragorn conoció a Arwen, creyó estar viendo a Luthien, llegando a llamarla Tinúviel, un apelativo por el que se conocía a Luthien.

Arwen y Aragorn se enamoraron, llegando esta a regalarle un colgante conocido como “estrella de la tarde” como símbolo de su amor. Elrond, que conocía el destino de Aragorn, se negaba a esta relación, le dijo a Aragorn que su hija no se casaría con ningún mortal a no ser que este fuera el rey de Gondor y Arnor a la vez, unificando los reinos de los hombres.

Aragorn dejó Rivendel y partió con el corazón roto.

Años más tarde, volvería a ver a Arwen en Lothlórien, donde en una colina cercana, Cerin Amroth, se jurarían fidelidad eterna.

Unos años después, volvió a Rivendel pidiéndole ayuda a Elrond para sanar a un joven hobbit; el portador del anillo único.

Después del concilio del anillo, Aragorn decide por fin afrontar su destino y acompañar al portador del anillo en su viaje hasta Mordor. Los elfos, por su parte, dejarán atrás la Tierra Media y navegaran hasta las Tierras Imperecederas, dejando atrás todo su pasado. Arwen, no quiere separarse de Aragorn y se niega a viajar con su pueblo, Aragorn, preocupado por ella le devuelve el colgante y le dice que lo suyo solo fue un sueño, él es mortal y ella tiene toda la eternidad por delante. Arwen se niega a que le devuelva el colgante y le responde que prefiere vivir una vida mortal a su lado que vivir para siempre sin él. Esa será la última vez que ambos se vean, antes de la caída de Sauron.

Tras la destrucción del anillo único, Aragorn es coronado rey de Gondor y Arnor, uniendo los reinos de los hombres bajo un solo estandarte, en Minas Tirith. Allí, también se reencontrara con Arwen, quien se convertirá en su esposa.

Aragorn y Arwen reinaron sobre el reino unificado durante 120 años, tuvieron varias hijas y un solo hijo, Eldarion, quien heredaría el trono al morir su padre.

Aragorn murió a los 210 años, cuando él lo quiso, igual que los reyes antiguos. Tras la muerte de su esposo, Arwen se retiró a Cerin Amroth, donde un año más tarde moriría de pena y tristeza a los 2901 años.

La historia de Aragorn y Arwen tiene cierto trasfondo dentro de la historia de la Tierra Media. Al ser la segunda unión conocida entre elfos y humanos, simbolizan el retorno de las antiguas tradiciones, en una nueva época de paz y harmonía para los hombres.

Personalmente, aunque parezca una historia muy típica lo cierto es que me gusta, sin perder de vista el tipo de novela que es El Señor de los Anillos, creo que la historia de Aragorn y Arwen es una manera de darle un toque “humano” y cotidiano a la épica historia de aventuras.

Desde Mundo Funko nos gustaría saber ¿qué otras grandes historias de amor os gustan? Dejadnos vuestras respuestas en los comentarios. ^^

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *